El premio Goldman 2024: se suma al viaje hacia la declaración universal de los derechos de la Naturaleza

Teresa Vicente premio Goldman 2024

Las reacciones químicas en cadena generan un efecto cascada de nuevos productos que liberan energía, pero cuesta sentir el calor, suceden a una escala microscópica, de forma acelerada. Es complicado empatizar con neutrones libres, casi díscolos, de movimientos azarosos, que no puedes ver ni sentir. No cruzarías un Mar, ni el más pequeño, para sentir una reacción química en cadena. Las reacciones en cadena de los movimientos sociales también pueden generar efecto cascada, a mucha menos velocidad, pero con un mayor efecto contagio, liberando una energía que te inunda de calor y esperanza. Cruzarías el Mar, el más insondable, para sentir esa reacción en cadena.

El 6 de marzo de este año, Redes por el Clima invitó a la activista Teresa Vicente al evento que organizamos en Madrid “Hacia la Asamblea de la Tierra”, un engranaje más de una cadena de movimientos sociales que se han ido generando durante el año para potenciar la celebración de una Asamblea de la Tierra en la ONU que reconozca los derechos de la Naturaleza.

Cruzamos el gran charco, hasta Nueva York, acompañadas de Teresa Vicente y más activistas ambientales para conseguir la celebración de esa Asamblea de la Tierra. No se consiguió, pero las reacciones en cadena de los movimientos sociales siempre conservan un calor latente, que se dispara cuando conectan con catalizadores que liberan una energía contagiosa.

Quizás el premio Goldman 2024 recibido por Teresa Vicente sea ese catalizador que nos permita seguir cruzando mares para conectarnos con los Derechos a la Naturaleza.

Teresa Vicente premio Goldman 2024: primera mujer española en recibir el “Nobel del ecologismo”

Teresa Vicente recibe el premio Goldman 2024, el reconocimiento más importante para activistas ambientales en el mundo. Teresa es galardonada por promover en el 2019, junto a un grupo de juristas, científicos y activistas, la Iniciativa Legislativa Popular para que se reconozca la personalidad jurídica del Mar Menor de la Región de Murcia y dotar así de derechos propios a ese ecosistema lagunar.

La profesora titular de Filosofía del Derecho y directora de la Cátedra de Derechos Humanos y Derechos de la Naturaleza de la Universidad de Murcia, recibe el reconocido premio de la Fundación Ambiental Goldman en San Francisco (EE.UU.). Por su papel en una Iniciativa Legislativa Popular histórica que contó con más 639 mil firmas y, con la aprobación por mayoría absoluta de los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados de España. Convirtiendo así a Teresa Vicente, en la primera mujer española en recibir el “Nobel del ecologismo”. “El camino es la declaración universal de los derechos de la Naturaleza, esa es la dirección que nos va a ayudar a todas y todos. Cuando la explotada tiene derechos, es cuando se equilibra con quienes la destruyen. Si ahora la Naturaleza tiene los mismos derechos que esas compañías que explotan, va a haber más equilibrio ¿cómo se consigue esto? Con la declaración universal de los derechos de la naturaleza”, expresa teresa Vicente, en el encuentro “Hacia la Asamblea de la Tierra”.

Teresa Vicente es autora de múltiples publicaciones académicas a lo largo de su trayectoria como profesora, abogada y activista, en las cuales insiste que no se debe separar al ser humano de la Tierra. En su último libro “Justicia ecológica y Derechos de la Naturaliza”, profundiza sobre lo que ella llama “la revolución del siglo XXI”, un ecocentrismo crítico que concibe a la Naturaleza como el fin en sí misma.

Del mismo modo, la premio Goldman 2024 propone los derechos de la Naturaleza desde la relevancia de las relaciones y los hábitos de vivir de acuerdo y en armonía con la Tierra. Para ello, plantea una nueva idea de justicia conforme a las necesidades de la Naturaleza y una continuidad entre orden natural y orden humano.

Redes por el clima, en su compromiso en la promoción de los derechos de la naturaleza como modelo de vida donde el sujeto es agente de garantía del buen vivir del territorio, continúa desarrollando acciones que ponen en el centro a la Tierra y personas como Teresa Vicente, que, con sus saberes, valentía y entrega, encuentran soluciones medioambientales.